Banco Central de Japón contempla varias opciones para futuro sin tasas negativas

Kazuo Ueda, máximo responsable del Banco Central de Japón, afirmó que el ente monetario tiene varias opciones sobre las tasas de interés a las que recurrir una vez saque el costo de los préstamos en el corto plazo del territorio negativo.

Además, el ente monetario se enfrentará a una situación difícil a final de 2023 y principios de 2024, Ueda destacó que el impacto que podría tener en la economía la salida de la política monetaria ultralaxa.

La inflación en Japón lleva más de un año superando el objetivo del 2 por ciento, muchos expertos esperan que el Banco Central retire gradualmente los enormes estímulos en el transcurso del año 2024 y algunos apuestan que iniciará en enero próximo.

El Banco Central aplica actualmente una carga del 0,1 por ciento sobre un conjunto de reservas en virtud de su política sobre las tasas de interés negativas, puesto en marcha en 2016 para mantener los costos de endeudamiento ultrabajos.

El ente monetario insiste en la necesidad de mantener las tasas de interés ultrabajas hasta que se alcance la estabilidad de su objetivo de inflación del 2 por ciento, que es acompañado de incrementos salariales.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *