Unión Europea sigue dividida para sancionar exportaciones petroleras rusas

La Unión Europea tiene una fuerte división para profundizar sus sanciones sobre Rusia en el sector energético, señalaron este lunes los ministros de Exteriores de Irlanda y Lituania, que buscan generar mayores castigos a Moscú por sus ataques a Ucrania.

La Unión Europea ya impuso varias medidas contra Rusia, en las que se incluye la congelación de activos del banco central.

La inclemencia mostrada tras los bombardeos al puerto de Mariúpol, que Josep Borrell jefe de Exterior de la Unión Europea califica como crímenes de guerra, aumenta la presión para que se tomen medidas enérgicas contra Rusia.

Atacar el petróleo ruso es una opción que divide a los países europeas, la dependencia sobre el gas y petróleo no debería ser un argumento para evitar medidas más fuertes contra Putin.

Diplomáticos señalaron que la energía es un sector complejo para sancionar porque cada país tiene sus propias realidades. Y sancionar este sector podría aumentar los problemas de cada país, un acto que hace difícil adoptarlas.

Las sanciones sobre el carbón generan una linea roja para Alemania, Polonia y Dinamarca, señalaron diplomáticos europeos. Mientras que para Países Bajos, el petróleo ruso no se puede tocar.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.