Inflación británica se ralentiza por debajo de lo previsto al alcanzar 3,2%

La inflación sobre los precios al consumo en Reino Unido se ralentizó por debajo de lo previsto, hasta alcanzar mínimo de dos años y medio al ubicarse en 3,2 por ciento en términos anuales en el mes de marzo.

El Banco Central de Inglaterra y expertos habían previsto una tasa anual del 3,1 por ciento. Dando un pequeño paso en el camino hacia el objetivo del 2 por ciento del ente monetario.

La ralentización de la tasa de inflación contrasta con la aceleración del crecimiento de los precios observado en Estados Unidos, que subieron por segundo mes seguido al ubicarse en 3,5 por ciento, según datos recientes.

Mientras que la inflación subyacente, también se ralentizó al alcanzar 4,2 por ciento, desde el 4,5 por ciento registrado en febrero. La inflación de los servicios retrocedió ligeramente al ubicarse en 6 por ciento.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *