Suecia bajará impuesto sobre combustible para sopesar alza de precios

Suecia decidió bajar el impuesto sobre el combustible, aumentar los subsidios sobre los hogares y prolongar la compensación por el alto costo de la energía eléctrica, en busca de aliviar la inflación generada por los ataques rusos sobre Ucrania.

El plan forma parte de un paquete de medidas a corto y largo plazo que utilizará unos 1.440 millones de dólares, explicó Mikael Damberg ministro de Finanzas. La propuesta pretende bajar el impuesto al combustible entre junio y octubre 0,13 dólares por litro, la iniciativa costará 380 millones de dólares.

Los ciudadanos con un vehículo recibirán ayuda directa en un solo pago de 104 dólares, que puede subir a 155 dólares en áreas de bajo recursos. El Gobierno destinará además más de 400 millones de dólares para quienes decidan comprar un autos eléctricos.
El programa elaborado por el actual gobierno sueco incluye prolongar los subsidios a los hogares para compensar los altos precios de la electricidad y subir 25% la ayuda a las viviendas con varios hijos entre hasta diciembre.

El ministro de Finanza señaló que el alza de precios vistos se debe a las acciones protagonizadas por Rusia en Ucrania y que la presión sobre los precios de la energía y combustible está relacionada directamente con los ataques de rusos en distintas ciudades ucranianas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.