Guerra de precios del petróleo podría cambiar relación de Rusia con Venezuela

Luego de invadir Ucrania, los ingresos del sector petrolero de Rusia crecieron con fuerza. Pero este escenario podría tener un costo geopolítico si Venezuela e Irán padecen los efectos económicos negativos.

Rusia se esfuerza por encontrar nuevos compradores para su petróleo, una acción que reduce la cuota de mercado de Venezuela e Irán y desencadena una guerra de precios perjudicial para todos los actores involucrados.

La competencia de ventas a Asia obligó a Venezuela a realizar descuentos sobre su petróleo para tratar de conservar las salidas disponibles para sus exportaciones, según factores involucrados en estas negociaciones.

Y aunque Venezuela tiene cercanía con Rusia, expertos prevén que si la batalla sube de tono, aumentarán las tensiones entre ambas naciones, Vladimir Putin, trabaja para mejorar las alianzas.

La competencia desencadenada por las acciones bélicas en Ucrania parece estar acercando a Venezuela al mundo occidental, tras años de relaciones estancada por temas políticos y de derechos humanos de Venezuela.

Muestra de ello son las conversaciones de Chevron, con el gobierno de Nicólas Madura, cualquier acuerdo para introducir petróleo venezolano ayudaría a Estados Unidos, que está desesperado por bajar los precios del petróleo para limitar el daño en las distintas economías de occidente.

Joe Biden intenta maniobrar para superar a Rusia. A pesar de la frialdad en las relaciones, viajará a Arabia Saudita, para intentar persuadir una mayor producción de petróleo con el objetivo de bajar los precios.

Venezuela trata las estadísticas petroleras como un secreto de Estado, por lo que es difícil saber si sus ingresos se redujeron, o si la pérdida de mercado pudo compensarla con los precios de referencia.

A pesar de la creciente competencia Venezuela mantiene su solidaridad pública con Vladimir Putin. En frecuentes reuniones, funcionarios del Kremlin y homólogos venezolanos prometieron cerrar filas para superar las sanciones provenientes de occidente.

Pero, la subida de los precios estaría acercando intereses de Venezuela a los de Occidente; buscando desesperadamente vender más petróleo, y Estados Unidos y Europa necesitan encontrar una fuente segura para bajar los precios internos de los combustibles.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.