Pobreza en Argentina baja pero está amenazada por fuerte inflación

Argentina hizo retroceder levemente la tasa de pobreza durante el primer semestre de 2022 en un contexto de crecimiento económico algo más moderado y de reducción del desempleo, aunque la indigencia aumento y sectores vulnerables de la población siguen estando en peligro por los efectos de la inflación.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos de Argentina, comunicó que la tasa de pobreza urbana durante el primer semestre de 2022 se ubicó 36,5 por ciento de la población urbana, solo 0,8 puntos porcentuales por debajo del nivel visto en la segunda mitad del año 2021.

CRECIMIENTO ECONÓMICO Y EMPLEO

A la par del crecimiento acumulado de la economía del 6,5 por ciento del primer semestre, la tasa de desempleo retrocedió en el segundo trimestre hasta el 6,9 por ciento, siendo el nivel más bajo visto en los últimos siete años.

El objetivo de reducir la pobreza deberá enfrentar, algunos obstáculos, como el escollo persistente que ejerce la elevada inflación, que acumuló en el primer semestre un alza del 36,2  por ciento, impactando el costo de la canasta básica y servicios, cuyo valor marca la línea de la pobreza.

La inflación creció más desde el inicio del segundo semestre, ubicándose en 7,4 por ciento en julio y 7 por ciento en agosto, haciendo difícil que la tendencia de reducción de la pobreza pueda mantenerse durante la segunda mitad de 2022.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *