Tasa de inflación de Israel alcanza máximo de 14 años del 5,2% anual en julio

El índice anual de precios al consumidor de Israel aumentó a una tasa mayor de lo esperado al registrar 5,2 % en julio, la más alta desde el mes de octubre de 2008, y tras una tasa del 4,4 % en junio, debido que el costo de vida sigue siendo elevado por las elecciones del mes de noviembre.

Algunos expertos proyectan una tasa de inflación del 4,6%. El IPC subió 1,1% entre junio y julio, impulsado por transporte, alquiler de viviendas y fruta fresca más altas, detalló este lunes la Oficina Central de Estadísticas.

El Banco central de Israel se reunirá el próximo lunes y se espera que eleve sus tasa de referencia otro medio punto para llevarla al 1,75% tras un movimiento similar hace un mes. Los encargados de formular políticas elevaron la tasa al 0,1% en abril y se espera este cerca de 3% en 2023 en un esfuerzo por frenar la inflación.

El órgano monetario atribuyeron gran parte del aumento de la inflación a las interrupciones de la cadena de suministro, el aumento en los precios del petróleo y otras materias primas y por la moneda local más débil, así como al aumento de la demanda interna.

La inflación todavía está muy por debajo de las tasas del 8,5 % y 8,9 % de Estados Unidos y Unión Europea, respectivamente, pero con los precios por las nubes y la creciente ira entre israelíes, el alto costo de vida se ha convertido en un problema importante para los candidatos que acudirán a las elecciones generales del 1 de noviembre.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.