Tras fuerte sequía, escasez de fertilizantes preocupa a productores franceses 

La posible escasez de fertilizantes eleva los riesgos para la cosecha de trigo de 2023 en Francia, el mayor productor dentro de la Unión Europea, luego que la cosecha de 2022 no tuviera problemas tras la sequía, detalló el grupo de productores AGPB.

La cosecha de trigo blando en Francia de 2022 produjo 33,60 millones de toneladas, por debajo de los 35,4 millones alcanzado en 2021, pero cerca del volumen de los últimos años, dijo la agrupación.

Las proyecciones son ligeramente inferiores a la más reciente del Ministerio de Agricultura, que pronosticó 33,87 millones de toneladas, informada los primeros días de agosto.

Como otros organismos, la AGPB informó que los resultados de la cosecha varían mucho en función de las repercusiones sobre sequía y tormentas, y que los rendimientos de las zonas septentrionales contribuían a impulsar la producción en el mundo.

Esperan que la sequía en Francia provoque pérdidas en otros cultivos como maíz y papas. La cosecha de trigo de 2022, pudo obtener suficientemente fertilizante para los trabajos de campo durante la primavera. Aunque, la reducción de los flujos de gas ruso provocó interrupciones en la producción de fertilizantes en Europa, generando incertidumbre para 2023, según AGPB.

Los agricultores están actualmente 20 puntos porcentuales por debajo del nivel de cobertura de fertilizantes en comparación a los últimos 12 meses. El abono nitrogenado preocupa a los productores de trigo, debido que contribuye al rendimiento como al contenido en proteínas.

Los agricultores venden el trigo entre 288 y 293 dólares por tonelada, frente a los costos de producción de 258 y 278 dólares, un nivel de costos 99.58 dólares superior al del año 2021, según distintas cifras.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.